esenitptru

Aparece en el Cantábrico pez tropical tóxico

Desde hace unos años están apareciendo en las costas asturianas especies de peces propias de otros mares y océanos.

Últimamente se ha añadido a esta lista un nuevo ejemplar, el 'Lagocephalus lagocephalus', también llamado tamboril oceánico, pero que puede representar un verdadero problema para aquella persona que lo coma. Es un animal tóxico y, por tanto, una amenaza más que palpable.

Luis Laria, director de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma), indicó a este periódico que «la gente los pesca con caña en acantilados y playas. Son muy tóxicos y su captura pasa más o menos inadvertida. Al Cepesma vino gente que nos dijo que lo habían comido y que, como no les gustó, lo tiraron. Pues fue una suerte, porque la ingesta de este pez puede provocar problemas en la flora intestinal y fallos renales y hepáticos». En concreto, en sus vísceras tienen tetrodotoxina, una sustancia que afecta al sistema nervioso.

Esta especie es propia de aguas tropicales del Atlántico africano, especialmente del Golfo de Guinea. Pero ya se han detectado varios ejemplares en aguas del Cantábrico e, incluso, del Mediterráneo. Por ello, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha avisado a las comunidades autónomas costeras para que extremen la vigilancia y esta especie no acabe introducida en la cadena de comercialización. En Alicante se detectó una variante de esta especie que puede llegar a ser mortal, mientras que en el País Vasco, Cantabria y Asturias se recogieron ejemplares del tamboril oceánico que, aunque muy tóxico, no lo es tanto con el del Mediterráneo a través del Canal de Suez.

Fuente: El Comercio

Vd, no tienes privilegios para publicar comentarios.