esenitptru

Los cambios de agua

bannerpezdisco

   

    

Los cambios de agua

1- Nitratos. 
En todo Acuario se producen desechos, los cuales provienen de: Las defecaciones de los peces, los restos de plantas en descomposición, el exceso de alimento no consumido ( como las tres principales fuentes), gran parte de estos desechos producen Amonio, por suerte para nosotros en toda superficie del acuario, pero principalmente en el material filtrante biológico del filtro de forma invisible se cultivan una gran cantidad de bacterias beneficiosas, que ayudan a transformar el Amonio producido por los desechos del acuario en Nitrato, los pasos de este proceso los pueden ver de forma muy didáctica, pero sin embargo no existe ninguna bacteria que pueda eliminar el nitrato resultante por tanto este se acumula de forma permanente y sostenida , como eliminamos todo ese nitrato, fácil sacamos toda el agua del acuario y ponemos agua nueva, lamentablemente en la práctica eso no es practico ni deseable , ya que el stress ocasionado a los peces sería enorme, ellos no gustan mucho que el acuarista este metiendo constantemente las manos y mientras las condiciones sean lo más graduales y estables mejor para ellos, además eliminar todos los desechos del agua del acuario de una vez, deja sin alimento a las bacterias del filtro que se han cultivado y hace que muchas de estas mueran. 
Por tanto la solución a esto es intermedia, y consiste en el cambio de agua PARCIAL del acuario, de esa formas estamos diluyendo los nitratos que quedan en el agua del acuario en el agua nueva, si bien de esta forma no los eliminamos completamente los mantenemos bajo control para que estos no nos lleguen a las nubes, ya que contenidos elevados de nitratos pueden ser igual de mortales que el amonio para nuestros peces, de todas formas no hay que olvidar que tener cero nitratos tampoco es aconsejable , ya que las plantas hacen uso de este elemento y cuando estos no están disponibles algas como la cianobacterias que no requiere del nitrato disuelto en el agua se apoderan del acuario. En definitiva como en la mayoría de los procesos del acuario en el equilibrio se encuentra la solución y punto deseable. 


2- Competencia de las plantas: 
El tema de los nitratos no es el único motivo para hacer cambios de agua , como veremos más adelante algunos acuarios con determinadas características si pueden eliminar nitratos sin cambios de agua, pero a pesar de eso , en el acuario plantado el cambio de agua sigue siendo necesario en cualquier caso. 
La autora del libro “Ecology of the Planted Aquarium”, Diana Walstad explica en su trabajo que muchas plantas liberan ciertas sustancias químicas inhibidoras del crecimiento para las plantas vecinas, es así como en el acuario plantado de forma constante se está librando una batalla química por ganar el territorio entre las plantas, esto puede suponer un factor importantísimo para descubrir por qué algunas plantas tienen mejor crecimiento que otras en un mismo acuario en una supuesta igualdad de condiciones, una forma de paliar este problema y poder gozar de una gran variedad de plantas prosperas y no solo un pequeño grupo de las más fuertes, es diluir estas sustancias químicas inhibidoras mediante el cambio de agua parcial. 

3- Elementos Traza. 
Muchos suponen que solo las criaturas marinas, como los corales requieren gran variedad de sustancias químicas para su correcto desarrollo, y tienden haber con una visión simplista que las plantas acuáticas de agua dulce solo necesitan: nitratos, potasio, dióxido de carbono, fosfatos, y vasta … falso, Glucosa no es lo único que la planta debe construir, en fu formación de tejidos hay una enorme variedad de sustancias involucradas, pigmentos, hormonas, las sustancias inhibidoras que hablábamos en el punto anterior, etc … por tanto las sustancias químicas que la planta requiere son muchas, quizás por no usarlas en grandes cantidades se tienden a pasar por alto, pero no por eso su necesidad es menos importante, todas estas sustancias traza deben llegar a la planta de algún modo, una forma son los abonos líquidos o los sustratos preparados y otra forma igual de necesaria y de eficaz es el cambio de agua parcial. El agua potable por muy cristalina que se vea esta llena de sustancias químicas invisibles para nuestra vista, pero presentes. 
Del agua potable de la ciudad de Valparaíso logre sacar las siguientes sustancias de su análisis químico las cantidades en que se encuentran cada una las omito, el punto es que esas sustancias están en el agua, las plantas pueden hacer uso de gran parte de ellas y a medida que estas sustancias se van agotando en el acuario pueden ser repuestas con el cambio de agua periódico. 

Aluminio (Al)
Arsénico (ABs))
Amoníaco Bario 
Berilio (Be)
Boro (B)
Cadmio (Cd)
Cianuro (CN)
Clordano
Cloro residual
Cloruros 
Cobalto (Co)
Cobre (Cu)
Cromo (Cr)
Estroncio 90
Fierro
Fluor (como F-)
Fluoruro (F)
Hierro (Fe)
Litio (Li)
Magnesio
Manganeso (Mn)
Mercurio (Hg)
Molibdeno (Mo)
Nitratos
Nitritos
Níquel (Ni)
Plata (Ag)
Plomo (Pb)
Radium 226
Selenio (Se)
Sulfato (So4=)
Vanadio (V)
Zinc (Zn) 

4- Cada cuánto y cuánta agua cambiar? 
En el acuario plantado Ya sabemos que tenemos 3 importantes razones para hacer los cambios de agua parcial, pero no todos los acuarios son iguales y en mi experiencia he llegado a identificar dos tipos de acuarios que requieren ver los cambios de agua desde dos perspectivas diferentes: 

5- Acuarios densamente plantados. 
Si definimos un acuario densamente plantado como un acuario en el cual predominan las plantas, donde estas tienen todos los elementos necesarios para su optimo crecimiento (nutrientes y luz), y en efecto crecen y lo hacen de forma rápida y sostenida, vemos que estas mismas plantas se consumen de forma más rápida todo el nitrato que el sistema genera, para ser exactos como indica Diana Walstad en su libro “Ecology of the Planted Aquarium” y luego de muchos experimentos se demostró que las plantas consumen principalmente amonio y nitritos (elemento intermedio en las transformación del amonio a nitrato) en vez de nitratos, esto es por que la planta requiere mucha mayor energía para asimilar el nitrato que los otros elementos, por tanto consume nitratos solo en caso de no tener disponible amonio o nitrito, en el acuario densamente plantado en las primeras etapas los desechos primarios son competidos por las plantas y por el filtro biológico, a pesar de lo que se pueda suponer este proceso las plantas lo hacen con gran velocidad y eficiencia por lo que no es difícil que dejen al filtro biológico sin desechos para transformar y el nitrato se vaya a cero. Personalmente esto ocurre en todos mis acuarios plantados desde que mejore toda la técnica para el cultivo de plantas acuaticas, los nitratos consumidos por mis acuarios plantados son mayores a los nitratos que el sistema aporta, por tanto he tenido que añadir nitratos de forma artificial como Nitrato Potásico, para salir de periodo de letargo en que las plantas entran al estar en sistemas con aguas demasiado pobres. 

Curioso es, aun que de forma inversa en este panorama los cambios de agua me siguen ayudando con los nitratos, ya que el agua potable de mi sector tiene mayor contenido de nitratos que el agua de mi acuario luego de una semana de funcionamiento, por tanto en este caso puntual al hacer cambios de agua en vez de retirar nitratos los estoy aportando al sistema. 

En este caso puntual del acuario densamente plantado vemos que la acumulación de los nitratos no es una de las causas que nos obliga a hacer los cambios de agua parciales, pero al tener gran cantidad de plantas, los efectos de la competencia químicas de las plantas, y la alta demanda de sustancias traza, hacen que el cambio de agua parcial sea igual de necesario, si bien al no hacer cambios los peces no estarían en peligro por el exceso de nitratos, las plantas si se beneficiaran de estos cambios. 

En este tipo de acuario el % del cambio y la frecuencia puede variar, pero una medida completamente recomendada es un 50% del agua del acuario de forma semanal, esta es la técnica utilizada por ADA Japon empresa de Takashi Amano líder en el rubro de los acuarios plantados, basta ver las imágenes de los acuarios perfectos armados por esta empresa para entender, que esa frecuencia y cantidad de cambios de agua funcionan, en mi experiencia personal llevo mucho tiempo haciendo cambios semanales del 50% y solo puedo indicar que es la cantidad y frecuencia de cambio de agua que me ha dado mejores resultados. 

Cuando por flojera, postergo un cambio de agua (saber que tienes casi cero nitratos y los peces no está en peligro, incita a la flojera) los cambios en mis plantas se hacen evidentes de inmediato!!! De una forma drástica … cualquier alga que pueda tener el acuario de forma recesiva comienza de inmediato a ganar terreno y la vitalidad de las plantas decae de forma notable, por tanto para el acuario plantado perfecto, recalco la importancia del cambio de agua de forma puntual. 

6-Acuario con muchos peces y pocas plantas. 
Este tipo de acuarios no es el ideal y definitivamente recomiendo los acuarios densamente plantados, las plantas aportan un montón de beneficios al acuario y a los peces. 
En este tipo de acuarios el tema del nitrato si es un problema y ya que las plantas no se encuentran en la cantidad suficiente o no tienen las condiciones necesarias para consumir los desechos al ritmo que estos se producen, la única forma que evitar que los Nitratos se disparen es mediante el cambio de agua parcial frecuente y oportuno. En este caso si es necesario tomar un poco más de atención a cuanta agua cambiar y cada cuanto.

    


    
Agua de grifo en el acuario
La mayoría de la gente usa agua de grifo en sus acuarios; es barata y fácil de usar. Desafortunadamente (para los acuariofilos), las compañías locales de agua añaden productos químicos para hacer el agua potable (esto es, cloro o cloramina para matar las bacterias). Recientemente, la preocupación por el flujo del agua a través de viejas tuberías de plomo ha provocado que algunas compañías públicas de agua añadan productos que aumentan el pH del agua (ya que el plomo se disuelve menos en agua alcalina). Por ello, el agua del grifo debe ser tratada especialmente antes de que pueda ser usada con seguridad en los acuarios.

Otro problema potencial concierne a la variabilidad de las propiedades químicas del suministro de agua a lo largo del tiempo (pe, de un mes al otro). Algunas áreas de suministro no tienen suficiente agua propia, viéndose obligadas a comprar el agua a áreas vecinas en épocas de escasez. Si ésta agua tiene otras propiedades químicas (pe. dureza), la química de su agua de grifo también cambiará. Como ejemplo típico, el problema de niveles altos de bacterias es más importante en el verano que en invierno, sobretodo en climas cálidos. Como consecuencia, no es raro que las compañías de agua usen más cloro durante los meses de verano para mantener las bacterias a raya. Incluso factores como el tiempo local tiene un impacto; lluvias intensas pueden reducir la dureza de su suministro de agua mientras se llenan las reservas de agua.

En general, cloro y cloramina son los dos aditivos que provocan la mayoría de problemas. Note que las dos sustancias son MUY DIFERENTES! Debe asegurarse en saber que es lo que hay en su agua de grifo y tratarla adecuadamente.

El cloro
El cloro es tóxico para los peces a altas concentraciones; a concentraciones más bajas, estresa los peces al dañar las branquias. Concentraciones tan bajas como 0.2 - 0.3 ppm matan a la mayoría de peces bastante deprisa. Para prevenir el estrés, se requieren concentraciones tan bajas como 0.003 ppm. Afortunadamente, el cloro puede ser eliminado fácilmente con tiosulfato sódico, disponible en las tiendas de peces bajo diversas marcas. El tiosulfato sódico neutraliza el cloro de forma instantánea. Hay muchos productos para "tratamiento del agua" que anuncian que hacen el agua "segura". Lea las etiquetas atentamente. Inevitablemente, los que neutralizan el cloro todos contienen tiosulfato sódico, mas otras sustancias que pueden o no ser útiles. Si su agua sólo contiene cloro (a diferencia de cloramina), tiosulfato sódico es todo lo que necesita. Los tratamientos mas rentables sólo necesitan una gota para 4 litros de agua. La mayoría de otros tratamientos son mucho más caros a la larga; pueden requerir una cucharilla de tratamiento (o más) para 4 litros de agua!

El cloro es relativamente inestable en el agua, evaporándose espontáneamente a la atmósfera. Si se deja agua en un cubo (o tanque) con suficiente circulación del agua (pe. filtro o piedra porosa) estará libre de cloro en 24 horas o menos.

Mucha gente dice que hace sus cambios parciales de agua sin tratar el agua de grifo para eliminar el cloro. Recuerde que aunque los peces no muestren efectos APARENTES de enfermedad por el agua no tratada, esto no quiere decir que el cloro no está estresando su pez. Cuanto estrés dependerá de cuanto cloro se ha introducido en el tanque, lo cual depende de muchos factores (incluido el porcentaje de agua cambiada). Dado que los neutralizadores de cloro son barato, el seguro que dan no debería ser rechazado.

Cloramina
Uno de los problemas del cloro para tratar el agua es que se descompone relativamente deprisa. Otra preocupación con el uso del cloro es que se puede combinar con ciertas sustancias orgánicas (que pueden o no estar presentes en el agua) formando trihalometanos, una familia de carcinógenos. Por ello muchas compañías de agua han cambiado de cloro a cloramina. La cloramina, un compuesto de cloro y amoníaco, es mucho más estable que el cloro.

La cloramina plantea dos grandes problemas a los acuariofilos. Primero, los productos neutralizantes de cloro con el tiosulfato sódico solo neutralizan la parte cloro de la cloramina, olvidando un problema incluso mayor: el mortal amoníaco. Las consecuencias pueden ser devastadoras para los peces. Aunque el filtro biológico del acuario va a convertir (eventualmente) amoníaco en nitrato, el tiempo que necesita para ello puede ser superior al que lo van a tolerar los peces.

El segundo problema se refiere a los cambios de agua. Una de las principales funciones de hacer cambios regulares del agua es la de eliminar los nitratos que se acumulan. Si el agua de grifo contiene amoníaco, estará devolviendo nitrógeno al acuario y será imposible reducir los nitratos por debajo de la concentración del agua de grifo. Afortunadamente, las concentraciones en el agua de grifo son relativamente bajas (1 ó 2 ppm); seguramente usted tendrá unas concentraciones más altas en su tanque.

La cloramina puede ser neutralizada de modo seguro con productos como "Amquel", el cual neutraliza tanto las partes de amoníaco como de cloro de las moléculas de cloramina. El amoníaco neutralizado aún será convertido en nitratos por medio del filtro biológico.

Otra manera de neutralizar la cloramina es envejecer el agua mientras se realiza un filtrado biológico. Por ejemplo, consiga un cubo de basura (de plástico), llénelo de agua de grifo, neutralice el cloro con tiosulfato sódico, y después conecte un filtro biológico rodado al cubo. Al igual que en su tanque, el biofiltro convertirá el amoníaco en nitrato, después de los cual puede añadido con seguridad a su tanque. Nota: debe añadir tiosulfato sódico primero para neutralizar el cloro, sino éste mataría las bacterias del filtro biológico.Como alternativa, el amoníaco puede ser eliminado filtrando el agua a través de zeolite o carbón activado antes de ponerlo en el tanque. 

El valor pH
El pH indica si el agua es ácida, alcalina o neutra. Si el pH es de 7 se dice que es neutra, si está por debajo de 7 es ácida y si el pH es superior a 7 es básica o alcalina. Al igual que la escala Richter para medir los terremotos, la escala del pH es logarítmica. Un pH de 5.5 es 10 veces más ácido que agua a un pH de 6.5. Por ello, cambiar un poco el pH (repentinamente) es un cambio químico más importante (y más estresante para los peces!) de lo que parece a primera vista.

Para un cuidador de peces, son importantes dos aspectos del pH. Primero, los cambios rápidos del pH son estresantes para los peces y deberían evitarse. Cambiar el pH en más de 0.3 unidades por día se sabe que provoca estrés a los peces. Por ello, usted querrá mantener constante y estable el pH de su acuario a la larga. Segundo, los peces se han adaptado para crecer en un (a veces estrecho) margen de pH. Usted querrá estar seguro que el pH de su tanque coincide con las necesidades específicas de los peces que cuida.

La mayoría de peces pueden ajustarse un poco al pH fuera de su margen óptimo. Si el pH de su agua está naturalmente dentro del margen de 6.5 a 7.5, podrá mantener la mayoría de especies de peces sin ningún problema. Si su pH está dentro de éste margen, seguramente no hay necesidad de ajustarlo hacia arriba o abajo.

El valor KH (alcalinidad)
La capacidad tampón (buffer) se refiere a la habilidad del agua para mantener estable el pH cuando se le añaden ácidos o bases. El pH y la capacidad tampón están entrelazados uno con el otro; aunque uno podría pensar que mezclando el mismo volumen de un ácido y el de una agua neutra se obtiene un pH a mitad camino entre los dos, esto pocas veces sucede en la práctica. Si el agua tiene suficiente capacidad tampón, ésta capacidad tampón puede absorber y neutralizar el ácido añadido sin apenas modificar el pH. El concepto es que el tampón actúa como una gran esponja. A medida que se añade ácido, la "esponja" absorbe el ácido sin cambiar mucho el pH. Sin embargo, la capacidad de la "esponja" está limitada; una vez que la capacidad tampón se ha gastado, el pH cambia más deprisa a medida que se añaden ácidos.

La capacidad tampón tiene consecuencias tanto positivas como negativas. En el lado positivo, el ciclo de nitrógeno produce ácido nítrico (nitrato). Sin la capacidad tampón, el pH de su tanque bajaría a lo largo del tiempo (una cosa mala). Con suficiente capacidad tampón, el pH se mantiene estable (una cosa buena). En el lado, el agua de grifo casi siempre dura tiene una gran capacidad tampón. Si el pH del agua es demasiado alto para su pez, la capacidad tampón hace difícil bajar el pH a valores más adecuados. Intentos ingenuos de modificar el pH del agua normalmente fallan porque se ignoran los efectos tampón.

En acuarios de agua dulce, gran parte de la capacidad tampón del agua es debida a los carbonatos y bicarbonatos. Por ello, los términos "dureza carbónica" (KH), "alcalinidad" y "capacidad tampón" puede ser usados indistintamente. Aunque técnicamente no son lo mismo, son equivalentes a nivel práctico en el contexto de la acuariofilia. Nota: el término "alcalinidad" no debería confundirse con "alcalino". Alcalinidad se refiere a capacidad tampón, mientras que "alcalino" se refiere a que es básico (esto es, pH superior a 7).

El valor dureza general (GH)
La dureza general (GH) se refiere a las concentraciones disueltas de iones de magnesio y calcio. Cuando se dice que los peces prefieren agua "blanda" o "dura", se refiere al GH (y no KH).

Nota: el GH, KH y pH forman el triángulo de las Bermudas de la química del agua. Aunque las tres propiedades son diferentes, todas interaccionan entre si en diferentes grados, haciendo difícil ajustar uno sin afectar el otro. Por éste motivo se aconseja a los principiantes de NO tocar estos parámetros a no ser que sea absolutamente necesario. Como ejemplo, el agua "dura" a menudo viene de acuíferos calizos. La caliza contiene carbonato cálcico, que disuelto en agua aumenta tanto el GH (del calcio) como el KH (del carbonato). Aumentando la parte KH normalmente también aumenta el pH. Conceptualmente, el KH actúa como "esponja" absorbiendo el ácido presente en el agua, aumentando el pH del agua.

La dureza del agua sigue las siguientes reglas. La unidad de medida dH significa "degree hardness" (grados de dureza), mientras ppm significa "partes por millón", que más o menos equivale a mg/l en agua. 1 unidad de dH equivale a 17.8 ppm de CaCO3. La mayoría de kits dan la dureza en unidades de CaCO3; esto significa que la dureza equivale a la cantidad de CaCO3 que hay en el agua pero no significa que realmente proceda del CaCO3.

Dureza general en dH y Dureza general en ppm

0 - 4 dH 0 - 70 ppm muy blanda
4 - 8 dH 70 - 140 ppm blanda
8 - 12 dH 140 - 210 ppm poco dura
12 - 18 dH 210 - 320 ppm bastante dura
18 - 30 dH 320 - 530 ppm dura

La salinidad
La salinidad se refiere a la cantidad total de sustancias disueltas. La medidas de la salinidad mide ambos componentes GH y KH así como otras sustancias como el sodio. Conocer las salinidad del agua es importante en los acuarios de agua salada. En los tanques de agua dulce, conocer el pH, GH y el KH es suficiente.

La salinidad normalmente se expresa en términos de peso específico, la relación entre el peso de una solución y el peso del mismo volumen de agua destilada. Dado que el agua se dilata cuando se calienta (cambiando su densidad), generalmente se usa como temperatura de referencia los 20 °C. La salinidad se mide con un densímetro el cual está calibrado para una determinada temperatura (p.e. para 25 °C).

Un componente de la salinidad que no incluyen ni el GH ni el KH es el sodio. Algunos peces de agua dulce toleran (o incluso prefieren) una pequeña cantidad de sal (estimula el crecimiento del moco protector). Además, los parásitos (p.e. punto blanco) no toleran la sal en absoluto. Por ello, concentraciones de sal (hasta) de una cucharilla por cada 20 litros puede prevenir y curar el punto blanco y otras enfermedades parasitarias.

Por otra parte, algunas especies de peces no toleran NADA de sal. Los peces sin escamas (en general) y ciertos Coridoras son mucho más sensibles a la sal que la mayoría de peces de agua dulce. Añada sal sólo si está seguro que todos los inquilinos de su acuario la prefieren o al menos la toleran.

Otros valores del agua
Además del los aditivos antes descritos (cloro y cloramina), el agua de grifo puede (o no!) contener otros elementos que el acuariófilo le gustaría conocer. En algunos sitios el agua contiene nitratos. En otros, el agua contiene elevadas concentraciones de fosfatos (1 ppm o más). Altos niveles de fosfatos está relacionados con problemas de algas, y una completa estrategia de control de algas podría requerir eliminar los fosfatos. Altos niveles de hierro (1 ppm o más) también se han relacionado con algas.

Agua de la fuente
Puede ser que usted tenga acceso a agua de fuente en lugar de agua de grifo. Un ventaja con agua de fuente es que no se tiene que preocupar por el cloro o la cloramina. Por otro lado, el agua de fuente a menudo es (mucho!) más dura que la de grifo. Además, la única manera de conocer su composición (GH, KH, etc.) es hacer los test usted mismo. 
Un problema potencial cuando se usa agua de fuentes es que a menudo contiene gases disueltos (que pueden ser peligrosos para los peces). Por ejemplo, agua de fuente a menudo está saturada con CO2, que disminuye el pH del agua. Una vez que el CO2 se escapa a la atmósfera, el pH aumentará. Los peces no deberán estar sometidos a estas fluctuaciones. Por seguridad, airee bien el agua durante varias horas antes de ponerla en el tanque.


   

Autor. pmf©Vicente Piorno
PezDisco©2008