esenitptru

Entrevista a: D. Roberto Petracini

 Edad: 69 años
Nacionalidad: Argentino
Profesión: Sociólogo
Otros:
Fundador del foro El Acuarista

¿Quien es Roberto Petracini ?
Un sociólogo aficionado a los peces y autodidacta en temas biológicos.



¿Como y cuando se inicio en el acuarismo?

Mis primeros peces fueron dos Carassius que me regaló un compañero de escuela en 1953. Se puede decir que allí comencé con el acuarismo ya que a partir de esa fecha siempre tuve peces.


¿
Cual cree usted fue su mayor logro ?
No sé si podemos hablar de un "mayor" logro. Más bien podemos hablar de satisfacciones.

Mi mayor satisfacción, en lo personal, es mi familia, que siempre me ha apoyado a pesar de todas las dificultades que hemos atravesado.
Como acuariófilo creo que la mayor satisfacción es contar con tantos conocidos en todo el mundo, muchos de los cuales no he podido conocer personalmente.

¿Que importancia tiene para Vd. la ecología y que opina sobre este tema y su actualidad?

La ambición desmedida que gobierna el mundo es el peor enemigo de la humanidad. En pro del lucro se destruye el medio ambiente sin medir las consecuencias. Los términos "modernidad", "globalización", "economía de mercado" y otros, sirven para justificar el avance sobre la naturaleza sin medir las consecuencias.


Yo siempre dije que el capital no tiene fronteras, ideología, sentimientos o sensibilidad: sólo tiene intereses. Y en función de esos intereses se expande la frontera agrícola-ganadera, se destruyen las selvas y montes, se producen cantidades inimaginables de monóxido de carbono y se hacen desaparecer los humedales. Ese es el camino más corto hacia la desaparición de la vida tal como la conocemos.


¿Si le diéramos a escoger tres de sus especies de peces preferidas, cuales serian y por qué?

Yo hablaría de Familias. Tres especies son demasiado pocas y casi imposibles de escoger, en cambio no tendría dudas en escoger dos familias.

Esas dos Familias serían Cíclidos y Rivúlidos (killis).
Los cíclidos por su inteligencia, sus estrategias reproductivas y la capacidad de distribuirse prácticamente en todo el planeta adaptándose a innumerables condiciones diferentes.
O no resulta extraordinario que ciertos cíclidos incuben sus huevos en la boca durante más de 20 días, que cuiden su prole mejor que los humanos y marquen territorios para ofrecerle seguridad a su familia.

Los killis por casi exactamente lo mismo aunque en forma totalmente diferente.

O no es casi un milagro de la vida que luego de morir todos los peces que habitan en un charco cuando este se seca por completo, varios meses después y a poco de caer una lluvia aparecen sus hijos desde debajo de la tierra.
O no es un milagro la capacidad de un mismo pez para vivir dentro de un bloque de hielo en el poco espacio líquido que aún se mantiene en el interior y poco tiempo después soportar temperaturas de 35º C cuando el sol del mediodía calienta el charco.
Más que admirar un pez o grupo de peces por sus brillantes colores yo valoro su biología, su tenacidad para sobrevivir y adaptarse a condiciones que ningún otro pez soportaría.

¿Que es lo mejor y lo peor que le dio el acuarismo?

Lo mejor es sin duda la cantidad de conocidos que esta actividad me ha proporcionado por todo el mundo.

Luego la posibilidad de estudiar la naturaleza recorriendo los ambientes en que viven los peces.

Lo peor es alguna gente que a falta de capacidades propias sólo encuentra una forma de sobresalir destruyendo lo que otros hacen lo mejor que pueden. A lo largo de mi vida yo he visto aparecer y desaparecer a muchos de estos individuos que no sólo son un cáncer de la acuariofilia sino en que suelen contaminar con su presencia todos los órdenes de la vida.

 ¿En qué momento y como se relaciono Vd. con los Discos?
Aproximadamente en 1970 yo ya tenía un espacio en el cual se dividía en acuario y laboratorio fotográfico.
Cuando llegaron a mis manos los primeros discos, allá por 1973, el laboratorio fotográfico quedó reducido en un par de metros para dar lugar a los primeros S. aequifasciata haroldi (disco azul).
Para aquel entonces era muy difícil conseguir peces importados ya que sólo ingresaban al país de contrabando. Existía una modalidad conocida como "valijear" que consistía en pasar los peces por la frontera en valijas. Para ello había que desinflar las bolsas todo lo posible, pasarlas por el control de aduana por alguna de las maneras que conocen quienes lo han hecho y luego inflarlas nuevamente con oxígeno del lado argentino. Los "valijeros" corrían algunos riesgos, pero fueron durante muchos años la única posibilidad para conseguir peces importados. Demás está decir que mis primeros discos los conseguí de un "valijero" y a un precio que equivalía a un salario mínimo (pero que pagué con gusto).
Recién en febrero de 1976 (después de tres años) pusieron sus primeros huevos, cuidaron sus crías durante unos días y luego se comieron todo.
Nunca más volvieron a desovar.

¿Cual cree que es el nivel del acuarismo en Argentina?
En Argentina (como creo que ocurre en todo el mundo) podemos identificar dos grupos muy diferenciados dentro del acuarismo.
Por un lado están los que tratan de adquirir conocimientos, estudiar y observar el comportamiento de los acuarios, incursionar en las ciencias naturales y se preocupan por intercambiar experiencias y por el otro aquellos que simplemente se dedican a tener un acuario como elemento decorativo.
Los primeros están muy cerca de la acuariología mientras que los segundos, aún cuando tengan algunos conocimientos de acuariofilia, no tienen interés en profundizar más allá de lo imprescindible.

La particularidad de Argentina es que se trata de un país de los llamados "emergentes", con una economía que en los últimos 50 años ha marginado del consumo a grandes sectores de la comunidad. Eso y el vaciamiento del contenido educativo y cultural del país, han alejado de la acuariofilia a miles de aficionados.
Poco a poco, en la medida que la economía produce la inclusión de nuevos sectores, si mejora la calidad de la educación y se fomentan los acontecimientos culturales, el acuarismo irá recuperando su nivel y ampliando el mercado.

¿Podría comentarnos sobre algunos países visitados y cuál fue el fin de dichas visitas?
En realidad no he viajado mucho por el exterior.
Durante los primeros años de la década del 90, viví en Brasil donde instalé una sucursal de Aquatécnica, una Pyme que producía accesorios para acuarios (aireadores, calefactores, etc.). Aproveché para conocer el Amazonas y vivir una inolvidable experiencia con una expedición que investigaba trófica en Discus. Allí pude ver Discus de todos los tamaños y variedades cromáticas imaginables.

Más recientemente, en el año 2005, unos conocidos de una fundación de España me invitaron a trabajar en Senegal. La idea era proponer a las autoridades de ese país un plan de trabajo para combatir el paludismo. La idea era combatir el vector de la enfermedad, o sea los mosquitos, y para tener éxito debíamos recurrir a dos métodos complementarios: utilizar el control biológico y crear conciencia en la población respecto de la prevención.

Durante un mes recorrí Senegal, Guinea-Bissau y Gambia buscando Fundulosoma thierryi. El mejor control contra las larvas del mosquitos Pulex ovale vector del paludismo. También propusimos la técnica cubana de controlar las larvas mediante el sembrado de Mesocyclops sp. Utilizados con éxito en Cuba y Viet-Nam para erradicar el Dengue (más info en www.killiclub.org/pagina/bibka/Suplemento3_Senegal.pdf).
Ese mismo año 2005 pasé por Madrid donde fui invitado por la Asoc. Española de Acuariófilos (AEA) a dar una conferencia sobre los peces de interés ornamental del litoral argentino.

¿Que nos puede comentar de usted, España y el acuarismo ?
Tengo buenos conocidos en España pero no viviendo allí no puedo opinar sobre la acuariofilia española.
Creo que el clima y la idiosincrasia de los españoles (modelada de algún modo por el clima), no favorecen el desarrollo de actividades domésticas. A diferencia de Francia donde llueve mucho o Alemania con meses de mucho frío y nieve, creo que los españoles prefieren las actividades fuera de casa en lugar de dedicarle tiempo al acuario o cualquier otra actividad que implique estar mucho tiempo dentro de casa.

¿Es factible erradicar los Gyrodactylus y Dactylogyrus de nuestros acuario?
Los parásitos de los peces, sean cuales fueran, pueden erradicarse mediante una terapéutica adecuada una vez que han sido introducidos a los acuarios. Pero no existe mejor terapéutica que la prevención. Un pez portador de Gyrodactylus o Dactylogyrus no puede pasar desapercibido para un acuariófilo y en ese caso no se lo debe introducir al acuario (y si es posible, ni siquiera se lo debería adquirir).
Para combatir estos gusanos yo utilizo sulfato de cobre (solución saturada, una gota cada 4 litros, dosis única), pero también dependerá de los habitantes del acuario a tratar. Los moluscos (caracoles, por ejemplo) y algunas plantas delicadas no soportan dosis como la indicada.

¿Que consejo nos daría para mantener a nuestros peces en las mejores condiciones?
Yo creo que sobre este tema está todo dicho. En mi opinión hay dos cosas que tener en cuenta: una, brindar un ambiente adecuado a los habitantes del acuario y dos, tratar de no intervenir demasiado en la vida del acuario. Siempre hay que tener en cuenta que cuanto más grande sea el acuario, menores serán las dificultades que habrá que enfrentar.

Gracias por todo
La Dirección de Pez Disco